Linux vs Windows (recordatorio de un post)

Hoy he recuperado una joya del 2007 (del 14 de diciembre de 2007 para ser más exactos). Un artículo en el que comentaba mis impresiones después de ir a una charla de Linux y en la cual comparaba Linux con Windows. Aquí os la dejo. ¡Qué recuerdos!

Hoy he ido a una charla de Linux (para principiantes) impartida por unos amigos míos que están en la asociación Asturlinux. Pues bien, casi salí convencido de que debía cambiarme a Linux, ya que toooodo son ventajas.

Pero después pensé:

  • ¿Y esas pantallas azules tan famosas en el Windows que nos traen tanta nostalgia con unos numeritos que sólo unos pocos consideramos arte?…. Esas no las tiene.
  • Pero podré meterle el gran y potente Internet Explorer, el cuál se me peta en un puñado de páginas web (en especial en la de vídeos del msn), para de esta forma recordar los momentos en los que tenía que reiniciar el Explorer… No, tampoco podía.
  • Pero al menos ¿podré meterle el Windows Media para que me actualice cada dos días y tenga que validarlo todo? No, tampoco,…..
  • Pero al fin y al cabo, pensé, siempre nos quedarán las actualizaciones de Linux, que supongo que serán como las de Windows, que acaban ocupando en “agregar o quitar programas” varias pantallas. (En ese momento, en el que me dijeron que no sería así renegué totalmente de Linux)

Si es que sólo los aventureros como yo usamos Windows…

(Ahora en serio, Linux tiene muchas ventajas, pero tb bastantes desventajas, como en el caso de que a veces la instalaciones de los paquetes dan problemillas, no hay juegos decentes para este sistema operativo,…)

La culpa la tiene IE

Es tarde, muy tarde, y en estos momentos estoy sentado en el sofá de mi casa mientras los recuerdos de las últimas horas se agolpan en mi mente….. Pero comenzaré la historia desde el principio, y cómo no, toda buena historia debe empezar presentando a los personajes, que en este caso son las bellezas Firefox e IE y el pobretón de mi. Todo hay que decirlo, yo era el más inexperto e ingenuo, el único que aun no tenía suficiente madurez para saber lo que realmente me convenía en el mundo, y por ello me sucedió lo que me sucedió.

Comenzó el día, mis primeras horas las pasé con la gentil y graciosa Firefox, una maquetación impoluta, sin ñapas ni pifias que no quisiera realmente hacer, fue como un visto y no visto, sin problemas……. incluso ella era capaz de pasarme algún que otro error no muy grave de código….. En definitiva, simplemente sabía que con ella mi mundo iba a ser más feliz.

Pero entonces a media tarde llegó la exigente y envidiosa IE. Ésta comenzó a discutir con Firefox acerca de los estándares, se hizo con mi código y comenzó a destrozar su integridad mientras hacía caso omiso a mis intentos de mantener el orden y el respeto mutuo por el resto de navegadores. Fue la lucha más encarnizada que había visto desde hacía años, ya que ninguna de las dos daba su brazo a torcer y continuaban tirando paneles y moviendo enlaces de aquí para allá.

Entonces tuve que tomar una decisión, que se resume en las siguientes líneas de código:


Son las 3 de la mañana……. y esta lucha me ha agotado…….. no se si seré capaz de recuperarme de todas las heridas más bien psiquicas sufridas……………